Usted está aquí: Inicio / SFIA 6 / Habilidades / Estrategia y arquitectura / Planificación y estrategia empresarial

Planificación y estrategia empresarial

Investigación RSCH

Se refiere al avance de los conocimientos mediante la recopilación de datos, la innovación, la experimentación, la evaluación y la difusión que se realizan para alcanzar un determinado conjunto de objetivos de investigación.

Gestión de las TI ITMG

Corresponde a la gestión de la infraestructura y los recursos de las TI que se requieren para planificar, desarrollar, prestar y respaldar los servicios y productos de las TI para satisfacer las necesidades de una empresa. La preparación de los servicios nuevos o modificados, la gestión del proceso de cambio y el mantenimiento de normas profesionales, legales y reguladoras. La gestión del rendimiento de sistemas y servicios en relación con su contribución al rendimiento empresarial, sus costes financieros y su sostenibilidad. La gestión de servicios integrados. El desarrollo de planes de mejora continua de servicio para garantizar que la infraestructura de las TI respalde adecuadamente las necesidades empresariales.

Gestión financiera FMIT

Corresponde a la gestión financiera general, el control y la administración de activos de las TI y recursos utilizados en la prestación de servicios de las TI, incluida la identificación de materiales y costes energéticos, mediante la garantía del cumplimiento de todos los requisitos reguladores, legales y gubernamentales.

Innovación INOV

Se refiere a la capacidad de reconocer y aprovechar las oportunidades empresariales proporcionadas por las tecnologías de la información y la comunicación, mejores prácticas, métodos y normas, para asegurar un rendimiento más eficiente y eficaz de las organizaciones, estudiar posibilidades de formas nuevas de hacer negocios y dirigir procesos organizativos, y establecer nuevos servicios o negocios.

Mejora de los procesos de negocio BPRE

Corresponde a la identificación de enfoques nuevos y alternativos para la realización de actividades empresariales. El análisis de los procesos de negocio, incluido el reconocimiento del potencial de automatización de los procesos, la evaluación de los costes y las ventajas potenciales de los nuevos enfoques considerados y, si es necesario, la gestión del cambio y la ayuda en la implementación. Podría incluir la implementación de una capacidad/disciplina de gestión de procesos a nivel de empresa.

Arquitectura empresarial y de negocio STPL

Se refiere a la creación, la reiteración y el mantenimiento de estructuras tales como las arquitecturas empresariales y de negocio que representan los principios, métodos y modelos clave que describen el estado futuro de la organización y permiten su evolución. Esto incluye normalmente la interpretación de objetivos e impulsores del negocio; la transformación de la estrategia y los objetivos de negocio en un "modelo operativo"; la evaluación estratégica de las capacidades actuales; la identificación de cambios requeridos en las capacidades; y la descripción de interrelaciones entre personas, organización, servicio, proceso, datos, información, tecnología y el entorno exterior. El proceso de desarrollo de arquitecturas apoya la formación de limitaciones, normas y principios rectores necesarios para definir, garantizar y conducir la evolución necesaria; esto facilita el cambio en la estructura de la organización, los procesos de negocio, los sistemas y la infraestructura con objeto de conseguir una transición previsible al estado previsto.

Gestión de riesgos para el negocio BURM

Corresponde a la planificación y aplicación de procesos y procedimientos a nivel de toda la organización para la gestión del riesgo en relación con el éxito o la integridad del negocio, sobre todo aquellos que surgen del uso de tecnologías de la información, la reducción o la no disponibilidad del suministro de energía o la eliminación inadecuada de materiales, hardware o datos.

Estrategia de sostenibilidad SUST

Corresponde a la preparación de una estrategia de sostenibilidad que tenga en cuenta cualquier estrategia corporativa establecida para utilizarse como base para políticas y la planificación, y que abarque tanto el consumo como las fuentes de suministro de energía y materiales. Evaluación e inclusión, según corresponda, de factores políticos, legislativos, económicos, sociales y tecnológicos. Identificación de normas, prácticas o esquemas externos importantes que deban adoptarse. Consulta con partes relevantes identificadas, ya sean internas o externas. Obtención de acuerdos respecto a la estrategia y el compromiso de actuar conforme a ella.