Usted está aquí: Inicio / SFIA 6 / Habilidades / Relaciones y compromiso / Gestión de la parte interesada / Gestión de contratos

Gestión de contratos ITCM

Corresponde a la gestión y el control en general del funcionamiento de contratos formales para el suministro de productos y servicios.

Gestión de contratos: Nivel 6

Negocia y resuelve problemas contractuales, incluido el incumplimiento de las obligaciones del contrato. Fomenta procesos de control de cambios y dirige negociaciones sobre variaciones de ser necesario. Apoya programas continuados de mejora, desarrollando conjuntamente estrategias e incentivos para mejorar el rendimiento. Realiza evaluaciones financieras exhaustivas. Garantiza un comportamiento no discriminatorio y el cumplimiento de la ley. Garantiza que las lecciones aprendidas en las revisiones se documenten y promuevan entre todas las partes interesadas. Desarrolla amplias credenciales de categoría/industria como defensor de las "mejores prácticas".

Gestión de contratos: Nivel 5

Supervisa y mide el cumplimiento de las obligaciones contractuales. Utiliza indicadores clave de rendimiento para supervisar y probar el rendimiento e identificar oportunidades de mejora continua. Desarrolla estrategias para abordar problemas de bajo rendimiento e incumplimiento, incluida la aplicación de las condiciones contractuales. Identifica dónde se necesitan cambios, evalúa el impacto y asesora a las partes interesadas sobre las implicaciones y consecuencias para la empresa y/o el elemento de adquisición de los programas o proyectos. Negocia variaciones y busca la autorización adecuada. Respalda activamente y se compromete con expertos y partes interesadas para garantizar que se identifiquen mejoras continuas mediante procesos de revisión y evaluación comparativa. Desarrolla e implementa protocolos de gestión del cambio.

Gestión de contratos: Nivel 4

Localiza y recopila información sobre el rendimiento del contrato (como precio y coste de la cadena de suministro) y supervisa el rendimiento en relación con los KPI. Identifica e informa sobre un rendimiento bajo y desarrolla oportunidades de mejora. Supervisa el cumplimiento de los términos y condiciones y toma medidas adecuadas para abordar el incumplimiento. Gestiona los mecanismos de riesgo y recompensa de manera proactiva en el contrato. Supervisa los avances en relación con los objetivos de negocio especificados en los casos de negocio. Identifica dónde se necesitan cambios y planifica variaciones. En consulta con las partes interesadas, garantiza que se implementen protocolos de gestión de cambios.