Usted está aquí: Inicio / SFIA 6 / El SFIA y la gestión de habilidades / Desplegar

Desplegar

Asignación de recursos

El único objetivo de la gestión de habilidades es ofrecer puestos de trabajo a personas de manera que la organización y el individuo obtengan el mayor beneficio. El despliegue es también el factor más importante en el desarrollo profesional. La selección meticulosa del proyecto correcto para la persona permite sacarle un enorme partido al desarrollo.

Los riesgos del proyecto y operativos se reducen mediante la asignación de las personas con cualificaciones adecuadas, seleccionadas en base a su capacidad real, no solo a sus conocimientos técnicos. Si esto se hace con acierto, los recursos pueden utilizarse de maneras mucho más eficaces, obtener un desarrollo adecuado y, posiblemente, reducir el gasto en personal contratado.

Además de la distribución de los recursos en estructuras tradicionales formales en la organización, la flexibilidad inherente del SFIA respalda otros métodos de operación. Entre estos se incluyen modelos organizativos creados en torno a centros o conjuntos de recursos de competencias distribuidos en esfuerzos temporales, equipos de proyecto ágiles o incluso tareas individuales.

Asegurarse de que las capacidades adquiridas externamente, ya sean contratistas o proveedores de servicios, se apliquen a las tareas apropiadas es fundamental para garantizar el resultado deseado y una buena relación calidad-precio.